domingo, 26 de agosto de 2007

La cantina

Había caminado toda la tarde por las calles de una cuidad que, aunque no lo crean, siempre llegan al mismo sitio. Las calles redondas junto con la sed o quizá el vicio me llevaron a una cantina por la que pasé repetidas ocasiones aquella tarde. Él estaba sentado una de las tres únicas mesas, estaba con unos tipos que acaba de conocer. Primero no lo vi, segundo pedí una cerveza y tercero se acercó sin que yo me diera cuenta y me dijo: ¿no tienes mota? Ojalá algún pinche día de estos se te quite lo pinche mariguano, le dije yo, después alzé la mano y le pedí otra cerveza más al cantinero. Después pedimos tequila, depués canciones de José José, cigarros, más cerveza, chistes, palabrotas, tacos, Ruvalcaba y lo demas es historia.

15 comentarios:

mengana dijo...

Güey cada día esmás irritante que escribas cosas que me peguen tanto.

(silbido chilango)

Anónimo dijo...

Esta algo dramático y pesimista, pero me parece bien. Es algo diferente a lo que estabas escribiendo anteriormente. A pesar de que es coto se me ahce algo lento y medio cansado...no sè que otra cosa poner, espero que por ahora esto sea suficiente. Ciao.

Susana

LeSlyE =) dijo...

Alo!!

oie Rul, la historia me suena conocida... Calles k llevan al mismo sitio... cantinas d tres mesas...mmmm! mal indicio.. t tengo una noticia llegaste al punto donde t has deprimido...Espero y no se asi, espero equivocarme.
Q bien k hayas escrito otra vez, pero despues d una carta larga..tu relato esta como medio corto...como dicen en tu tierra a medios chiles mi hermano!!!
como siempre me entretengo mucho!..
hasta pronto...tu fiel lectora...
LeSlyE =)

Cicuta drinker dijo...

Ah! chingá...

Dónde diablos está esa ciudad.. ese pueblo.. dónde, por amor de dios?

Un pinche abrazo.. mi querido relleno...

Princesa Estelar dijo...

Si se trata de Guanajuato, quiero que sepas que es una de esas ciudades donde te puedes perder para siempre. La cantina, wow!, yo nunca habia entrado a una, hasta que ustedes me llevaron saliendo de comer tacos! jaja
Y si la historia se detiene aquí?

Buga dijo...

Desperté bajo un puente en una ciudad de calles circundantes...

...en una cantina pedí mota...

iba a aprender algo

Cicuta drinker dijo...

La ciudad como otros fenómenos de la sociedad resulta un reclutamiento espiritual, una especia de espejo circunflejo que nos arroja un retrato dañino de nosotros. Pero creo, que la ciudad de Gto. es un fenómeno Fractálico que se pierde en la infintud de sus calles, en los miles de vórtices que convergen uno con otros en celosa baile de espaldas.
Gto. es de esas ciudades donde simpere aprendes algo, lo que sea.
La historia ya terminó, maldito Fukoyama posmodernista, la historia terminó amenos que alguién tenga algo que decir...

Anuar Jalife dijo...

Yo creo que en Guanajuato se olvida más de lo que se aprende.

Un abrazo, cabrón!

rapunzel dijo...

El Blas se la lleva haciendo pactos por toda la república. En las piramides de quién sabe qué cosa, en Guadalajara guardó silencio, en Guanajuato de secreto. Creo que existen muchos Blases.

Princesa Estelar dijo...

Guanajuato también es una gran puta!

Princesa Estelar dijo...

Gracias por también guardar silencio en Guanajuato! Beso

Cicuta drinker dijo...

Gto es una puta? Válgame dios!

Gto. es, digámoslo así, una ramera de alta monta.

the blower´s Son dijo...

primeramente por que no pediste una soda... creo que estas perdiendo el sentido del gusto emmmm quiero soda..

llevame ahi, quiero conocerlo y ahora yo seré el que pida la mota...

mejor la vendere.. no crees? asi te comprare comida y por consiguiente, creo esta demas decirlo, mi soda

love,
amor platonico de toda la vida

fLoR sILvEsTrE dijo...

Vaya!!! las cantinas!!! si algo aprendí en estas vacaciones...fue valorar las cantinas!!! que recuerdos !!! que nostalgia!!! aaa!!! las cantinas!!! son otro rollo!!!

fLoR sILvEsTrE dijo...

por cierto...yo también tengo recuerdos de algunas cantinas de esa ciudad... :(