lunes, 20 de julio de 2009

Una vez, en pleno malacopeo y después de haber escuchado más de tres o cuatro veces la misma canción en un cantina sucia y apestosa donde todos me miraban con cierto repudio que después dio paso a la lástima, canté, con la mejor voz que tenía en ese momento, Está tarde fui a correr, vi gente llover. Lo recuerdo ahora porque, aunque no me agrada mucho la idea, el pronóstico del tiempo anuncia fuertes lluvias por estas regiones del país. Me informa la poca gente que he logrado conocer que eso en Xalapa es muy común, que ya les extraña tantos días sin lluvia. No me molesta mojarme bajo la lluvia, podría decir que me gusta, pero, lo acepto, los relámpagos me ponen muy nervioso y no me dejan dormir.

El viernes pasado me encontré con Saúl, un buen amigo que estudiaba letras en Hermosillo y ahora estudia música en Xalapa. Visitamos una cantina que se llama el Papaluapan, una chulada de bar con son jarocho en vivo, de lo mejor que he escuchado. Mientras Saúl y yo intercambiábamos noticias de Sonora y discutíamos sobre el incendio, la gripe y las puterías, los músicos tocaban la iguana fea y un wey bailaba en el centro de la pista con una gracia singular que arrancó el aplauso de todos. Después tocó el turno a otro wey que recitaba sus décimas de memoria. Todo muy bonito. Salí trastavillando de ahí, como cucaracha fumigada y muy angustiado porque no sabía dónde chingados estaba el lugar que rento. Ya casi a punto de declararme irremediablemente perdido recordé, gracias a Salvador Cabañas, un águila gigante que está en los lagos, muy cerca de donde tienen su humilde casa. Llegué bien, gracias por preocuparse. El águila salvó mi vida.
Es todo.

PD: SIlvano, no seas joto, ya te veré pronto.


5 comentarios:

Kitsune dijo...

Seguro que alguien jugando volados ha pensado lo mismo que tú
:P

kami dijo...

hola burrónico. esta semana me iré a querétaro a visitar una tía, pero la semana entrante, tal vez podamos ir a ese bar con el que fuste con tu amigo. no lo conozco, bueno?

DIANA-CHAN dijo...

hola blas,
no se por que se me vino a la mente la epoca en la que con cariño te llamaba "deshuevado"
pero creo que esa epoca jamas existio, almenos ese cariño.

en contra de mi costumrbe lei tu entrada , gracias por avandonar sonora de una vez.

saludos cordiales.

Anne De Lenclós dijo...

Fascinante, me lo he imaginado todo, lo mejor es la danza en la mitad de la sala, totalmente artistico...riquisimo.

ANYELYT.. dijo...

LINDO POST.
SALUDOS