jueves, 15 de noviembre de 2007

Novedades

Los últimos días me ha dado por fumar como chacuaco. Algo está pasando en mi cabeza que me obliga a estar con el humo entre los dientes. Creo que no tuviera tanta importancia si no sintiera que el vicio me está causando pérdidas económicas considerables, o lo que es peor, el dinero que invierto en el gimnasio se va al caño cada vez que me da por fumar. Un amigo me dijo que había de dos sopas: o dejas de ir al pinche gimnasio de mierda o deja de fumar, cabrón. Qué sabia y evidente resolución, me dije a mi mismo. Así que tomé la determinación de no volver a ese mugroso condominio de fresas narcisistas y mamados. Espero que mi club de admiradoras (si es que existe tal) no me lo reproche.

También me ha dado la loca idea de pensarme enamorado (¿será eso posible?). A consecuencia de eso me dar por leer poemas de Benedetti, de escuchar canciones de Emmanuel, de escribir cartas que no tienen ningún sentido y menos un destinatario (es un malestar común entre los enfermos), por si fuera poco todo eso, de un tiempo a esta parte me da por andar escribiendo canciones, lo cual ya es grave. En resumidas cuentas estoy jodido.

Un amigo escritor me enseñó que el amor es el enculamiento directo de la materia pensante, la primera vez que me lo dijo pensé que era sólo un sentimiento de despecho, un pensamiento sin cola ni patas. Estoy seguro que si me lo vuelve a decir tendría que reconsiderarlo.

Fíjese usted, me da por creer que soy el protagonista de las historias de amor que se cuentan en esas perversiones que son los libros. Si cree usted que todo esto es normal o lógico, le diré que además de creerme el protagonista de tales historias cursis que yo tengo por maravillosas, siento que mi paranoia encaja perfectamente en una canción de Alejandro Sanz llamada mi soledad y yo. Cosas tan necias que tiene la vida.

Advertencia: si la causante de mi enfermedad lee este texto, haga el favor de tomarlo todo como una descabellada ficción.

Cualquier desliz, falta, exageración es, indudablemente, consecuencia de mi actual estado.

Posdata: Nunca lea las novelas de Amor Cortés. Punto.

11 comentarios:

Jiak Sewa dijo...

Yo diría que a usted le hace falta una buena... bailada!!!

Por allí dicen que bailar es bueno para mantener sana la mente y el cuerpo!!! La música es causa de alegría...lo que pasa también con usted[supongo] es cuestión de enfoques jajajaja


Sale ps...


Saludosss

mar adentro dijo...

Si yo te contara lo que me pasó cuando leí Madame Bovary...jeje...me gustó tanto que me asusté y comencé a pensar que algo andaba mal, muy mal.

Cicuta drinker dijo...

Lea la Celestina... y cuanod. cumpla con dicho proceso, el amor desaparecerá.. Bendito Rojas...aunque ..era un converso de mierda.. tenía atascada la pluma de razón.

Anónimo dijo...

hola blas, qué novedades. cómo se llamaba ese gimnasio, tengo curiosidad. pedro.

sanblas de la "o" dijo...

en la noche hija mia, bailaremos hasta más no poder. el problema es que soy buen bailarín con unos tragos, demasiado torpe si me paso (8). a mover el esqueleto.

Mar adentro: qué pasó, dejaste de leer novelas sentimentales o quisite engañar a tu marido? tomar veneno quizá o pedir fiado?

Pedro: se llama nort gym, puro fresa va a ese lugar

mengana dijo...

a mi me pasa con Mrs. Dalloway me detengo cada párrafo pensando que los recuerdos de Clarissa sobre Peter Walsh son también los míos. Cada dos o tres páginas quiero agarrar el teléfono, ni se diga de las cartas...

Hay bichi, al menos tu tienes esperanza

Princesa Estelar dijo...

Ya no fumes Bichito! Besos
Pd. Lo tomaré como lo tengo que tomar...

. a d r i a n a . dijo...

Nada importa en esas ondas del amor, la ficción siempre estará por encima.

Por cierto, ese pedro, es mi pedro?

Saludos.

aRia.. dijo...

Yo no fumo y aún así no soy sana, además me la llevo con fumadores y ya estoy contaminada... En fin, cuidadito con todas esas enfermedades que te acosan.. amor? :| jajaja

Anónimo dijo...

Querido Blas, casi olvido ponerte comentario. Es normal lo que te, ya veras que con tu viaje a Guadalajara te despejas y vuelves mejorado, no te desanimes chico.

Savage Lady

David Rivera dijo...

"Hay días que me da una gana ubérrima política...."
y hay otros que me da un eculamiento mortal, y me siento Jose Alfredo Jimenez y le pego al Mandrake y de repente todo empieza a descender cuando los azules me suben a la grana y yo les alego, que no lo soñé y que llevaba dos copas....
Saludos desde Monterrey!!!