jueves, 9 de abril de 2009

Hoy voy a cambiar

Le puse título maricón a esta post con plena conciencia de ello, aunque me hubiera gustado transcribir aquí toda la canción de la Lupe Dalessio porque la considero una hermosa canción. Pero no quiero hacerlo. Hoy decidí dejar de apostar dinero como quien decide dejar de ver el televisor. La razones son múltiples por eso quisiera comenzar con la primera (al menos la que yo conozco) :
  • Mi abuelo murió, según cuenta mi abuela, con una baraja en los puños y prácticamente en la ruina.
  • Mi madre y sus hermanos han heredado el mismo vicio pero al parecer lo han sofisticado: las barajas ya no les bastan, necesitan las máquinas electrónicas.
  • Hoy perdí 400 pesos de la manera más estúpida.
  • Ayer también.
  • También heredé el vicio

Verán, desde un principio creí que mi adicción era hacia las emociones fuertes: me deleitaba apostándolo todo en una sola jugada y, en la mayoría de los casos, perdiéndolo todo. Eso me hacía feliz y miserable. Pero estos últimos días pensé que si en verdad me gustaran las emociones fuertes debía conducir a alta velocidad, o quizá tirarme de un avión en paracaídas. Según yo eso no sería divertido porque descubrí que lo que realmente disfruto es perder, ya que no he aprendido a retirarme a tiempo y a dejar de darle la contraria a todo (perros, caballos, números, mujeres, etcétera). Pensé en todo lo que he perdido (de dinero) a lo largo de mi corta vida de jugador y me sentí más frustrado: vi videojuego deseo desde hace meses (FIFA 2009, por si quieren hacerme feliz), los libros que muchas veces dejé para mejor ocasión, un viaje postergado y mi sueño de decirles a dos que tres weyes que si es por dinero! También se escapó mi viaje a Mazatlán. Por eso y muchas cosas más (¿ven a mi casa esta navidad?) decidí alejarme de esos antros de perdición donde concurren las personas más pintorescas: Viejitas con respirador, gente en silla de ruedas, putas finas, arribistas y pobres, asalariados y lame botas, etcéteras.

En fin, he pensado que, debido al contacto tan cercano que he tenido últimamente con jugadores compulsivos, como yo, podría escribir un libro con todas las frases que escuché. Mañana es viernes y me conformaré con ir a la playucha fea que está cerca de Los Mochis.

PD: Amanda, te recuerdo. Ahora

Sound trak:

  • apostando la bolsa y la vida la fui poco a poco, dando por perdida (8)
  • No me vuelvo a enamorar, totalmente para qué (8)
  • Ninguna zorra vale ese dinero(8)
  • Dame tu papiloma mami, dame tu cuchi cuchi (8)

14 comentarios:

Carmen Wiki dijo...

jajaja... hijo, yo qe te qería invitar a un casino ahora qe regreso a hermosillo... vamos? la última y ya, hombre.. ándale, ándale


me encanta tu post jajaja... sobre todo el soundtrack y las etiquetas... no cabe duda de qe el lope es tu gurú, aunque lo niegues.

besos de lengua, guapo

Jonathan dijo...

Los soundtracks son la onda.

Y sí...la sensación de perder te lleva a las ruinas de semana santa, queriendo decirle a tres personas: "soy un cagazón sin baro, perdóname por no visitarte".


Saludos

Juana Adriana dijo...

Creo que no te ha tocado verme jugar cartas... Todo mundo dice que saco la perra que llevo ni tan en el fondo. Dios nos libre hata de jugar memorama a usted y mí!
Abrazos!!!!

Kitsune dijo...

Pero sigues jugando turista mundial?
:P

Cicuta drinker dijo...

Se llama Ludopatía. Alguna vez la padecí.

La Pucha de Oro dijo...

Bueno, buscare alguien más con quien ir a las vegas!

Carmen wiki, quieres ir a las vegas conmigo? pisteamos mucho, jugamos más y en el calor de la noche nos casamos en una iglesia lebico-gay, qué dices nena?

Ahora que ya hablas inglexxx podrás ser mi traductora!

mengana dijo...

espero con ansia la antología aforistica del apostador anónimo

besos

p.d. que bueno es ese sabina

Pedro Jaimes Villarreal dijo...

Retirarse a tiempo? no me-ames, eso es un arte o un desarte mejor, no te conmuevas, eso nadie lo sabe hacer hijo, ni yo y ya padezco las de Caín, en el juego, el trabajo, en el amor y en el desamor tambien (ey no me proyecté eh!). Un golpe a tu ego sería que te sacaran y te dijeran, no puedes jugar... sueño guajiro... la plata, es la plata.
Atte- "El obsesivo compulsivo"

batgirl dijo...

uff me encantó tu "por eso y muchas cosas más ven a mi casa esta navidad" hahahaha!

muy buen post, me reí muchísimo con los soundtracks!

Anónimo dijo...

apuesta por el rock&roll!

Jonathan dijo...

gordo, precioso (sin jotadas)...¿cómo le haces para que tu blog sea el único con publicidad desplegable?

Saludos

Aleita! dijo...

siempre te leo

nacho dijo...

Ese Blas, aquí visitando y divirtiéndome en este santuario del sarcasmo, je. nacho m.

Sanblas de la "o" dijo...

Hijos, pueden estar tranquilos (si es que alguna vez no lo estuvieron) ya que no he cumplido lo que me prometí y sigo perdiendo, como diría la juanita, hasta la ilusiones.

Jonathan, mi blog es tan jodòn que fastidia a mis escasas visitas con publicidad tonta, como si no fuera poco fastidiarlos con su contenido.

Manuel, muchas gracias por el término, ahora tiene nombre propio mi enfermedad lo cual no sé si sea lo más saludable.

Mengana, le dije a un wey que trabaja en el casino, mientras me felicitaba por ir ganando: uno tiene que ser constante con sus obsesiones. la incluiré en mi libro.

Pedro, me late que estoy de acuerdo contigo.

Aleita.